Conocer gente en 8022

Hace un tiempo descubrí que los viajes no son importantes por el lugar que visitas, sino por la manera en la que eliges vivirlos y las personas que te acompañan en tu aventura. Teniendo en cuenta que en Escocia se conduce por el lado izquierdo de la calzada, podréis haceros una idea de los nervios que se respiraban las primeras horas de viaje. Ese día visitamos dos pequeños pueblos pero con mucho encanto : Peth y Pitlochry. Y así pasamos nuestra primera noche, soñando con todo lo que todavía estaba por venir. Durante nuestro segundo día de viaje atravesamos el Parque Nacional de Cairngorms. Hicimos dos paradas para visitar Aviemore y el Lago Morlichdonde paseamos por la costa y comimos al sol. Por la tarde, continuamos nuestro viaje hasta la capital de las tierras altas de escocia: Inverness y desde allí, recorrimos toda la costa del Lago Ness hasta llegar al famoso Castillo de Urquhartdonde vimos atardecer mientras perdíamos la esperanza de ver a Nessie. Como todos los días, cuando el sol comenzaba a apagarse, entendíamos la señal del cielo y sabíamos que era el momento de buscar un sitio donde aparcar las furgonetas y preparar todo para pasar la noche.

Basado en la premisa de que cada corazón es una célula revolucionaria

Exigido a la crisis del coronavirus, es posible que no se pueda alucinar a ciertos países por el edad. Por favor, revisa las condiciones de tus países de origen y de destino. Nota informativa del Ministerio de Asuntos Exteriores. Recomendaciones de viaje por países.

DATOS DE INTERÉS

La capital de Escocia es siempre una maravillosa opción a la hora de viajar, ya sea durante un fin de semana o a lo grande. Si hay algo en lo que Edimburgo saque matrícula de honor es en su arquitectura. Esta colina que corona la ciudad de Edimburgo tiene las mejores vistas de la localidad. Especialmente al anochecer, cuando podemos admirar toda la Old Town a nuestros pies cubierta de niebla y alcance de farolas, como si de un cuento se tratara. Solo se puede llegar por la empinada calle Castlehill, pero merece la pena la andadura.

No hay comentario todavía

Remitir un comento